Protocolo del Título IX

Saltar a la sección:

I. Introducción

Miami University está comprometida a mantener un ambiente seguro para aprender, vivir y trabajar y a crear un ambiente en el que se promuevan la responsabilidad, la dignidad y el respeto en cuanto a la conducta sexual e interpersonal. Las agresiones sexuales, conductas sexuales indebidas, violencia doméstica, violencia en citas y acoso (delitos en virtud del Título IX) están estrictamente prohibidos y no se tolerarán. Cualquier persona, independientemente de su género, puede ser víctima/sobreviviente. Este Protocolo se aplica tanto a la conducta dentro del campus como fuera de él, así como a los programas académicos, educativos, curriculares, atléticos, de estudio en el extranjero y demás programas de la Universidad. Los delitos en virtud del Título IX incluyen delitos penales como violación, manoseo, violencia doméstica, violencia en citas y acoso, así como infracciones del Código de Conducta Estudiantil - Violencia interpersonal (Sección 103).

Al proporcionar recursos para la prevención, educación, apoyo, investigación y un proceso disciplinario justo, Miami University pretende eliminar todos los delitos en virtud del Título IX. La Universidad está comprometida con la prevención de los delitos en virtud del Título IX brindando:

  • Programas de educación y prevención para informar a la comunidad sobre los riesgos y mitos que contribuyen a la violencia, capacitación para las personas que son testigos de los delitos y una diversidad de programas/educación para la concientización y prevención.
  • Asistencia y apoyo, incluidas medidas de apoyo y adaptaciones provisionales.
  • Procesos para investigaciones confiables e imparciales y adjudicación que incluye sanciones disciplinarias adecuadas para quienes cometan delitos en virtud del Título IX, incluida la suspensión y expulsión.
  • Cuando ocurra un delito en virtud del Título IX, la Universidad tomará las medidas correspondientes para prevenir su recurrencia y remediar el efecto discriminatorio sobre la persona denunciante (y la víctima/sobreviviente si fuera diferente de la persona denunciante) y otras personas, según corresponda.

El Protocolo de Miami está diseñado para cumplir con las leyes estatales y federales vigentes. Miami University se reserva el derecho a modificar este Protocolo o desviarse del mismo cuando, a solo criterio de la Universidad, las circunstancias lo requieran para proteger los derechos de las partes involucradas o cumplir con la ley.

Este Protocolo describe cómo responde la Universidad habitualmente a denuncias de delitos en virtud del Título IX que involucren a estudiantes. Además:

  • Brinda orientación a los estudiantes que han sido víctimas/sobrevivientes de un delito en virtud del Título IX.
  • Describe la respuesta disciplinaria de la Universidad hacia los estudiantes con respecto a las presuntas infracciones de conducta.
  • Identifica los lugares pertinentes dentro de la Universidad que son responsables por el Protocolo y los programas vinculados con el mismo.

La Sra. Rebecca Getson actúa como Coordinadora Adjunta de la Universidad en asuntos vinculados al Título IX y Coordinadora de la Respuesta en Caso de Agresiones Sexuales (Coordinadora Adjunta) en asuntos relacionados con delitos de estudiantes en virtud del Título IX. Es posible comunicarse con la Sra. Getson en 104 Health Services Center, 421 S. Campus Avenue, Oxford, Ohio 45056, 513-529-1870 o escribiendo a getsonra@miamioh.edu. La Sra. Getson ayudará a los estudiantes a:

  • Acceder a tratamientos de salud física y mental.
  • Denunciar el delito a la policía.
  • Denunciar el delito ante la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades (OEEO, por sus siglas en inglés) para su investigación y/o a la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles (OESCR, por sus siglas en inglés) para que se tomen medidas disciplinarias.
  • Acceder a recursos de apoyo para víctimas/sobrevivientes.
  • Ayudar a la víctima/sobreviviente a obtener de la Universidad una orden de no entrar en contacto, una orden de restricción emitida por un tribunal u otro tipo de orden de protección legal.

Miami University insta a los estudiantes que hayan sido víctimas/sobrevivientes de delitos en virtud del Título IX a presentar cargos penales contra la persona o personas que crean que han cometido el delito. Se pueden presentar cargos penales e iniciar una investigación o reclamo disciplinario de la Universidad al mismo tiempo. Los estudiantes pueden solicitar una investigación por parte de la Universidad y/o presentar un reclamo presentando o no cargos penales. Hay disponibles recursos y apoyo para las víctimas/sobrevivientes independientemente de los cargos penales, las investigaciones de la Universidad y las acciones disciplinarias de la Universidad.

Está estrictamente prohibido y no se tolerará tomar represalias contra cualquier persona que denuncie un delito, presente un reclamo disciplinario, entable una acción legal o participe en una investigación o sea testigo en alguna investigación o procedimiento. Los estudiantes que tomen algún tipo de represalias serán pasibles de acción disciplinaria por parte de la Universidad.

Regresar arriba


II. Definiciones

A. Delitos en virtud del Título IX (ver Anexo A para obtener la definición y Anexo B para obtener una lista de delitos penales de Ohio según estas definiciones)

  • Delitos de carácter sexual: Cualquier acto sexual dirigido a otra persona sin el consentimiento de la víctima, incluyendo casos en los que la víctima sea incapaz de dar su consentimiento. Estos delitos incluyen violación, manoseo, incesto y estupro.
  • Violencia doméstica
  • Violencia en citas
  • Acoso

B. Código de Conducta Estudiantil - Violencia interpersonal (Sección 103A)

Conducta sexual indebida

Cualquier conducta sexual dirigida contra otra persona por la fuerza y/o contra su voluntad o casos en los que la víctima no da su consentimiento.

Consentimiento

Consentimiento es cuando una persona está de acuerdo o da permiso a otra persona para participar en determinados actos sexuales.

¿Qué es el consentimiento?
  • El consentimiento es un acuerdo intencional y voluntario, verbal o no verbal, entre ambas partes, para participar en cada uno de los actos sexuales.
  • El consentimiento a una forma de actividad sexual no implica el consentimiento a otras o a todas las formas de actividad sexual.
  • La conducta se considerará “no consentida” si no se da consentimiento claro, verbal o no verbal. La ausencia de “no” no significa “sí”.
  • Una persona tiene derecho a cambiar de opinión en cualquier momento. En otras palabras, el consentimiento se puede retirar en cualquier momento, siempre que la persona informe claramente a la otra parte que retira el consentimiento.
  • El consumo de drogas o alcohol no libera de la obligación de obtener el consentimiento.
  • No se requiere que una persona se resista físicamente o de cualquier otra manera a una persona que comete una agresión.
Consentimiento efectivo
  • Es posible dar consentimiento efectivo mediante palabras o acciones, siempre que las palabras o acciones creen un entendimiento mutuo entre las partes con respecto a las condiciones de la actividad sexual. Preguntarse: “¿Ambas partes entendemos y estamos de acuerdo con respecto a quién, qué, dónde, cuándo, por qué y cómo se llevará a cabo esta actividad sexual?”.
  • Cuando alguien demuestra afirmativamente que (1) no quiere tener sexo, (2) quiere detener cualquier tipo de acto sexual o (3) no quiere seguir avanzando, la otra parte debe detenerse completamente. Continuar presionando después de ese punto puede ser coercitivo.
Consentimiento en relaciones
  • Las relaciones sexuales actuales o en el pasado o las relaciones basadas en citas actuales o en el pasado no son suficiente fundamento para constituir consentimiento.
  • Sin importar las experiencias anteriores con otras parejas o con su pareja actual, se debe obtener consentimiento.
  • El consentimiento nunca se puede asumir, ni siquiera en el contexto de una relación. Usted tiene derecho a decir “no” y tiene derecho a cambiar de opinión en cualquier momento.

Según la ley, una persona no puede dar legalmente consentimiento (sin importar lo que diga) en los siguientes casos:

  • La persona está severamente intoxicada debido a consumo de alcohol o drogas, está incapacitada o inconsciente
  • La persona tiene una discapacidad o incapacidad física o mental
  • La persona fue coaccionada mediante la fuerza, amenazas de usar la fuerza o mediante engaño o cuando la persona fue golpeada, amenazada, aislada o intimidada

Algunos ejemplos de conductas sexuales indebidas incluyen, sin limitarse a:

  • Coito no consentido, definido como cualquier penetración sexual, por más leve que sea, con cualquier parte del cuerpo u objeto por cualquier persona a cualquier otra persona sin consentimiento.
  • Contacto sexual no consentido, definido como cualquier toqueteo sexual, por más leve que sea, con cualquier parte del cuerpo u objeto por cualquier persona a cualquier otra persona sin consentimiento.
  • Explotación sexual, definido como aprovecharse sexualmente de otra persona sin su consentimiento, de forma injusta o abusiva. Algunos ejemplos incluyen, sin limitarse a ellos, grabación en audio o video no consentido de actividades sexuales, ir más allá de las barreras del consentimiento (como permitir a otra persona, a sabiendas, ver la actividad sexual consentida entre personas sin que alguna lo sepa) y participar en voyeurismo no consentido.
  • Exposición indecente, definida como la exposición de las partes íntimas o privadas del cuerpo de forma lasciva en público o en privado donde el acusado pueda ser observado fácilmente.
Violencia en citas, violencia doméstica o acoso
  • Violencia en citas- Violencia cometida por una persona que esté o haya estado en una relación social de naturaleza romántica o íntima con la víctima.
  • Violencia doméstica- Un acto de violencia cometido por el/la cónyuge o pareja íntima de la víctima o la persona que está cohabitando como cónyuge o pareja íntima o una persona en situación similar, o por el padre/la madre con quien la víctima tiene un hijo.
  • Acoso- Participar en una línea de conducta dirigida a una persona específica que provocaría que una persona razonable sintiera temor por su seguridad o por la seguridad de otras personas o que le hiciera sufrir angustia emocional considerable.

Regresar arriba


III. Confidencialidad

Miami University mantendrá la confidencialidad de los estudiantes en la medida posible y permitida por la ley.

A. Informes confidenciales

Una persona puede hablar en forma confidencial con ciertas personas en roles protegidos por la ley, incluidos los siguientes:

  • Women Helping Women (asesores para crisis en caso de violación disponibles las 24 horas del día llamando al 513-381-5610 o al número de llamada gratuita, 877-889-5610)
  • Asesores en el Servicio de Orientación para Estudiantes (Student Counseling Service) de Miami University, teléfono 513-529-4634; emergencias después del horario de atención llamando a la Policía de Miami University al 513-529-2222 o al 911 y pidiendo para hablar con el asesor de guardia.
  • Personal médico en el Centro de Salud de Estudiantes (Student Health Center), (513-529-3000).
  • Fuera del campus con clérigos, asesores y médicos, incluido el McCullough Hyde Memorial Hospital (513-523-2111), donde se encuentra disponible una enfermera examinadora para casos de agresiones sexuales (SANE, por sus siglas en inglés).

Los informes confidenciales no tienen como consecuencia una denuncia ante las autoridades de cumplimiento de la ley ni investigaciones a nivel de la Universidad. No se denunciarán a la Coordinadora Adjunta ni a la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles, ni a la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades.

Además, la Universidad patrocina varias campañas educativas y de concientización durante todo el año académico, incluidas Take Back the Night, The Clothesline Project y Walk a Mile in her Shoes. Otros eventos pueden ser considerados confidenciales según las necesidades y pedidos de la comunidad a la Coordinadora del Título IX y la Coordinadora Adjunta. Estos eventos ofrecen una oportunidad para que las víctimas/sobrevivientes puedan compartir sus experiencias en un entorno privado y no se traten como denuncias.

B. Informes no confidenciales

Las leyes de Ohio y la política de la Universidad requieren que aquellas personas que no se encuentren en un rol protegido por la ley y estén al tanto de un delito, lo denuncien ante las autoridades de cumplimiento de la ley. El personal de Miami University, incluidos los Asistentes Residenciales y el personal de vida en residencias están obligados a denunciar los delitos en virtud del Título IX ante la Policía de Miami University, quien a su vez los informará a  la Coordinadora Adjunta. Las denuncias ante la Policía de Miami University u otras agencias de cumplimiento de la ley no requieren que la víctima/sobreviviente presente cargos penales.

Coordinadores del Título IX

La persona denunciante (y la víctima/sobreviviente, si fuera otra persona) pueden solicitar confidencialidad. La Universidad toma estas solicitudes con seriedad; no obstante, estas solicitudes pueden limitar seriamente la capacidad de la Universidad para investigar y actuar razonablemente en respuesta a una denuncia. En estos casos, la Coordinadora Adjunta y la Coordinadora del Título IX de la Universidad, la Sra. Kenya Ash, evaluarán la solicitud de confidencialidad en el contexto del compromiso de la Universidad por ofrecer un ambiente razonablemente seguro y libre de discriminación.

Para evaluar las solicitudes de confidencialidad, la Coordinadora Adjunta y la Coordinadora del Título IX pueden llevar a cabo una revisión preliminar del presunto delito y sopesar la solicitud teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Gravedad del presunto delito (incluido si el delito incluyó el uso de un arma, otra actividad ilegal, droga o sustancia tóxica ilegal, varias personas acusadas, etc.),
  • Si hubo o no otras quejas/denuncias relacionadas con la presunta persona acusada (p. ej. antecedentes de arresto, un antecedente de mala conducta en Miami University u otras instituciones).
  • El derecho de la persona acusada a tener acceso a la queja/denuncia, incluida la identidad de la persona denunciante y/o víctima/sobreviviente,
  • Aplicabilidad de leyes en cuanto a la divulgación.
  • Disponibilidad de otra información para apoyar el presunto delito,
  • Si las circunstancias sugieren que existe un mayor riesgo de que la persona acusada cometa delitos según el Título IX adicionales (p. ej. un patrón de conducta),
  • Si el supuesto perpetrador amenazó a la víctima/sobreviviente o a otras personas.
  • La seguridad de la persona denunciante y la víctima/sobreviviente.

Si el denunciante (y la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante) insiste en que se proteja su privacidad y que no se divulguen al acusado su nombre u otra información que lo identifique, la Coordinadora Adjunta informará al denunciante/víctima/sobreviviente de la capacidad limitada de la Universidad para responder. Un acusado tiene derecho a saber el nombre del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante) y la información sobre la naturaleza de las acusaciones a fin de responder a la denuncia; por consiguiente es posible que la Universidad no pueda investigar y mantener la confidencialidad del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante). La Universidad puede tomar otras medidas para limitar los efectos de la conducta indebida.

Informes policiales

Los informes policiales se pueden inspeccionar y copiar, de conformidad con la Ley de Archivos Públicos de Ohio. La medida en que Miami University puede proteger la identidad de una víctima/sobreviviente contenida en los informes de la policía no es absoluta; no obstante, la Universidad hace todo lo posible por proteger la identidad de la víctima/sobreviviente en virtud del Título IX y los detalles íntimos del informe. Las leyes de Ohio permiten específicamente a la Universidad retener la identidad de cualquier sospechoso que no haya sido acusado.

Un estudiante arrestado por delitos particulares puede estar sujeto a un procedimiento “1219”. “1219” se refiere a la sección de la ley en la que se describe la infracción. El inicio del procedimiento “1219” contra un estudiante no impide que la Universidad tome medidas disciplinarias contra el mismo estudiante según el Código por la misma conducta que dio lugar al procedimiento “1219”. Se puede encontrar más información sobre los procedimientos “1219” en el Código de Conducta Estudiantil.

Ley FERPA

Además, la Ley de Derechos de Educación y Privacidad Familiar (FERPA, por sus siglas en inglés) protege los archivos educativos de los estudiantes, incluidos los informes presentados ante la Coordinadora Adjunta y la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades y las quejas disciplinarias presentadas ante la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles. La ley FERPA prohíbe a la Universidad divulgar estos archivos a personas fuera de la institución sin el consentimiento del estudiante, salvo para responder a una citación legal o cuando lo exija la ley. No obstante, si se determina que el estudiante-agresor es responsable de haber infringido el Código de Conducta Estudiantil - Violencia interpersonal, o en algunos casos las normas relacionadas con abuso o daño mental o físico, la Universidad podría divulgar la siguiente información a cualquier persona:

  • Nombre del estudiante agresor (pero no la identidad de la víctima/sobreviviente)
  • Infracción del Código de Conducta Estudiantil (p. ej., Sección 103)
  • Sanciones impuestas como resultado de los procedimientos disciplinarios

Regresar arriba


IV. Alertas de delitos / notificación de emergencia

Si un informe de un delito en virtud del Título IX revela que existe una amenaza inmediata para la salud o seguridad de estudiantes o empleados dentro del campus, o que existe una amenaza continuada o grave para la comunidad del campus, se emitirá una notificación de emergencia o una alerta de delito en el campus. El objetivo de la alerta de delito en el campus es permitir a las personas protegerse, aumentar la conciencia sobre la seguridad y buscar información que lleve a un arresto y condena del perpetrador. NO se incluirán en la notificación de emergencia ni alerta de delito el nombre de la víctima/sobreviviente ni otra información de identificación personal.

Para obtener más información sobre la Ley Clery, las alertas de delitos en el campus y notificaciones de emergencia, visite http://miamioh.edu/campus-safety/annual-report/index.html.

En el Informe anual de seguridad y seguridad contra incendios / Estadísticas de delitos que se encuentra en http://miamioh.edu/campus-safety/crime-stats/index.html, se incluyen los informes de agresiones sexuales, violencia doméstica, violencia en citas y casos de acoso.

Regresar arriba


V. Recursos y servicios de apoyo

Miami University ofrece una serie de recursos y servicios de apoyo a cualquier estudiante que haya sido víctima/sobreviviente de un delito en virtud del Título IX. Se insta a los estudiantes a obtener apoyo y atención médica.

A. Recursos médicos y de orientación

1. Tratamiento médico

Se insta a cualquier persona que haya sido víctima/sobreviviente de una agresión a someterse a una evaluación médica adecuada de inmediato, lo ideal es en el transcurso de las 96 horas (4 días) posteriores al incidente.

En condiciones con riesgo de vida, llame al 911 (9-911 desde un teléfono del campus) o diríjase al departamento de emergencias del hospital más cercano. En Oxford, McCullough-Hyde Memorial Hospital cuenta con una enfermera examinadora para casos de agresiones sexuales (SANE, por sus siglas en inglés) que puede ayudar. La mayoría de los hospitales del área tienen una enfermera examinadora para casos de agresiones sexuales (SANE, por sus siglas en inglés) que brindará atención.

2. Recolección de pruebas médicas-legales

Se anima a aquellas personas que hayan sido víctimas de una agresión sexual o conducta sexual indebida que soliciten la recolección de pruebas médicas/legales. La recolección de pruebas físicas lo antes posible es fundamental si la persona decidiera entablar una acción civil y/o penal más adelante. La recolección de pruebas podría implicar la interacción con la policía y una denuncia policial.

Si la agresión sexual o la conducta sexual indebida tuvieron lugar dentro de las 96 horas (4 días) anteriores, se puede realizar un examen gratuito y confidencial en los hospitales locales. Cuanto antes se denuncie la agresión sexual o la conducta sexual indebida, mayor será la probabilidad de que aún haya pruebas presentes. Las drogas de “violación en citas”, incluido el rohipnol y GHB, podrían seguir en el sistema de la víctima/sobreviviente y deberán hacerse análisis si la víctima/sobreviviente cree que ha sido drogada. Para ayudar a preservar la evidencia, se anima a la víctima/sobreviviente a colocar las prendas de ropa sucias en una bolsa de papel (no de plástico) y a evitar lo siguiente:

  • Bañarse o hacerse duchas vaginales
  • Lavarse la cara o las manos
  • Orinar
  • Beber líquidos
  • Fumar, comer o cepillarse los dientes (incluidos enjuague bucal e hilo dental)

Si una persona no está segura de querer denunciar lo sucedido, aún así puede pedir que se recolecten las pruebas. En casos de agresiones sexuales o lesiones graves, se llamará a la policía para que acuda al hospital. La persona sobreviviente puede decidir hablar o no con la policía en ese momento para denunciar oficialmente lo sucedido.

Si bien las pruebas podrían recolectarse en forma anónima (o sea, sin el nombre del sobreviviente adjunto) y/o cuando no se haga una denuncia a la policía, estos casos se manejan de forma diferente. Deberán evaluarse junto al personal médico y/o un defensor los méritos de la recolección "anónima" de evidencia, así como en las instancias en las que el sobreviviente no quiera denunciar lo sucedido.

Las preguntas sobre la recolección de pruebas pueden dirigirse a Women Helping Women llamando al 513-381-5610 o al 877-889-5610, o a la enfermera examinadora para casos de agresiones sexuales (SANE, por sus siglas en inglés) en McCullough-Hyde Memorial Hospital.

Recolección de pruebas médicas-legales para violencia doméstica, violencia en citas y/o acoso

Se anima a aquellas personas que hayan sufrido violencia doméstica, violencia en citas o acoso a que soliciten la recolección de pruebas médicas-legales. La recolección de pruebas físicas lo antes posible es fundamental si la persona decidiera entablar una acción civil y/o penal más adelante. La recolección de pruebas podría implicar la interacción con la policía y una denuncia policial.

La persona que ha sufrido violencia doméstica o violencia en citas debe buscar atención médica sin demora y se deben documentar las lesiones. Para ayudar a preservar la evidencia, se anima a la víctima a colocar las prendas de ropa sucias en una bolsa de papel (no de plástico) y a evitar lo siguiente:

  • Bañarse o hacerse duchas vaginales
  • Lavarse la cara o las manos
  • Orinar
  • Beber líquidos
  • Fumar, comer o cepillarse los dientes (incluidos enjuague bucal e hilo dental)

Una persona que ha sufrido acoso debe conservar todas las comunicaciones de la persona acosadora incluyendo los mensajes de correo electrónico, mensajes de correo de voz, mensajes de texto, comunicaciones en redes sociales, etc.

3. Recursos confidenciales de orientación/defensoría

Los asesores de varias agencias, tanto dentro como fuera del campus, pueden ayudar a las personas a decidir qué pasos tomar, por ejemplo, cómo obtener atención médica, preservar las pruebas, obtener asesoramiento y presentar la denuncia ante las autoridades. Hay información, apoyo y asesoramiento disponibles para cualquier persona que desee hablar sobre problemas vinculados con delitos en virtud del Título IX, si se ha cometido o no un delito en virtud del Título IX, si la persona que está intentando obtener la información ha sido víctima/sobreviviente de un delito en virtud del Título IX, ha sido acusada de cometer un delito en virtud del Título IX, o es testigo u otra persona afectada.

Dentro del campus*
  • Servicio de Orientación para Estudiantes del Oxford Campus (Student Counseling Service), teléfono 513-529-4634 (horario normal de atención al público)
  • Orientación en Hamilton Campus, 513-785-3211
  • Orientación en Middletown Campus, 513-727-3431
  • Asesores de la Universidad de guardia (a través del servicio de derivación de la Policía de Miami University) 513-529-2222.

* Miembros del personal profesionales obligados por ley a mantener la confidencialidad de su trabajo en estas oficinas. Reunirse con uno de estos miembros del personal no da inicio al proceso de informe (ver Sección VI).

Estos servicios médicos y de orientación también están disponibles para los estudiantes acusados y los testigos.

Defensoría para víctima/sobreviviente fuera del campus

Se ofrecen servicios de intervención para casos de crisis las 24 horas del día llamando a la línea independiente de Women Helping Women al 513-381-5610 o al número de llamada gratuita, 877-889-5610. Women Helping Women ofrece defensoría y apoyo para víctimas/sobrevivientes de todos los géneros.

Violencia doméstica, violencia en citas y acoso - Dove House, YMCA Hamilton, 244 Dayton St., Hamilton, OH llamando al 1-800-618-6523.

B. Medidas de apoyo y adaptaciones provisionales

Miami University ofrece una serie de servicios de apoyo provisional, a solicitud, para los estudiantes que han sido víctimas/sobrevivientes de delitos en virtud del Título IX. A solicitud, los estudiantes pueden obtener servicios de apoyo provisional, como por ejemplo el cambio de circunstancias académicas, residenciales, de trabajo y de transporte a través de la Coordinadora Adjunta. No es necesario que haya tenido lugar ningún tipo de informe policial, reclamo disciplinario ni investigación para que esta opción esté disponible. La Coordinadora Adjunta tratará la identidad de la víctima/sobreviviente con discreción y sensibilidad en el momento de programar la provisión de servicios de apoyo provisional. Las víctimas/sobrevivientes pueden acceder a estos servicios en cualquier momento, incluso si el estudiante hubiera declinado el servicio en un principio.

Estos servicios incluyen los siguientes:

  • Proporcionar a la víctima/sobreviviente un espacio seguro temporal dentro de las residencias universitarias (disponible para los estudiantes de las residencias de Oxford)
  • Cambiar las asignaciones de residencia de modo que las partes no compartan la misma residencia o comedor (disponible para estudiantes de las residencias de Oxford).
  • Cambio de las asignaciones de clases para que las partes no compartan las mismas clases (disponible para el personal de instrucción y los estudiantes).
  • Brindar servicios de apoyo académico, incluidas tutorías.
  • Cambio de situación o situaciones laborales del estudiante.
  • Opciones de transporte/estacionamiento.
  • Prohibición de cualquier contacto entre las partes.
  • Ayudar a la víctima/sobreviviente a obtener una orden de no entrar en contacto de la Universidad, una orden de restricción emitida por un tribunal u otro tipo de orden de protección legal.

Para acceder a los servicios de apoyo provisional, póngase en contacto con la Sra. Rebecca Getson en 104 Health Services Center, 421 S. Campus Avenue, Oxford, Ohio, 45056, getsonra@miamioh.edu o llamando al 513-529-1870. Se encuentra disponible durante el horario de atención habitual todo el año para reunirse con los estudiantes que necesiten información u orientación en relación con delitos en virtud del Título IX. Se informará a los estudiantes sobre las opciones de apoyo, servicios médicos e informes o denuncias.

C. Información de visado para estudiantes inmigrantes e internacionales

Existen ciertas protecciones jurídicas disponibles para los estudiantes inmigrantes e internacionales en forma de visados, especialmente la visa U y la visa T. La visa U ofrece estatus legal temporal y elegibilidad laboral a víctimas/sobrevivientes de ciertos delitos (incluidos violencia doméstica, agresión sexual, tráfico humano, servidumbre involuntaria y otros delitos). La visa T ofrece a las víctimas/sobrevivientes de tráfico humano y los miembros de su familia inmediata el estatus legal temporal y elegibilidad para trabajar. Pueden solicitarse estos visados al acordar brindar asistencia a las agencias de cumplimiento de la ley, a menos que la persona cumpla con una de las excepciones. Puede obtenerse más información a través del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos Servicios de Ciudadanía e Inmigración: www.uscis.gov. Para obtener asistencia con estas y otras preguntas sobre estatus de inmigración, por favor comuníquese con Women Helping Women, 513-381-5610 o llame gratis al 877-889-5610, o a la Sociedad de Ayuda Legal del Suroeste de Ohio (Legal Aid Society of Southwest Ohio), 513-241-9400 o llame al número de llamada gratuita, 1-800-582-2682.

D. Asistencia jurídica

Legal Aid Society of Southwest Ohio, 513-241-9400 o llame gratis al 1-800-582-2682. La Sociedad de Ayuda Legal del Suroeste de Ohio (Legal Aid Society of Southwest Ohio) ofrece servicios jurídicos a quienes luchan para recuperarse de violencia doméstica, agresión sexual y acoso. Entre los servicios jurídicos se incluyen órdenes de restricción, manutención de menores, custodia, divorcio, restricciones de visitas, ajustes de visados y división de deudas y bienes.

E. Órdenes de protección

Women Helping Women (513-381-5610), el Departamento de Policía de Miami University, 911 (emergencia) o 513-529-2222, y la Coordinadora Adjunta (513-529-1870) están disponibles para ayudar a los estudiantes a obtener de la Universidad una orden de no entrar en contacto o una orden de restricción judicial u otra orden de protección legal.

Una vez emitida la orden de protección, la parte protegida debe presentar una copia de la misma ante la Coordinadora Adjunta o la Oficina del Decano de Estudiantes, 110 Warfield Hall, Miami University, Oxford y el Departamento de Policía de Miami University. Los estudiantes de los campus regionales deben entregar una copia de la orden judicial a la Coordinadora Adjunta o al Decano Adjunto Senior de Estudiantes del Campus Regional y a la seguridad del campus, Securitas. Cualquier incumplimiento de la orden judicial debe denunciarse sin demora a la policía.

Regresar arriba


VI. Cómo hacer una denuncia

A. Cómo hacer una denuncia

Se anima a los estudiantes que hayan sido víctimas/sobrevivientes de un delito en virtud del Título IX a denunciar el incidente cuanto antes ante la policía y/o la Coordinadora Adjunta. Si la víctima/sobreviviente estuviera incapacitada por algún motivo y no pudiera hacer la denuncia, debe presentarse una denuncia en su nombre. Las víctimas/sobrevivientes pueden presentar las denuncias, o pueden hacerlo otros en su nombre. La Policía de Miami University se pondrá en contacto con la Sra. Rebecca Getson, Coordinadora Adjunta, en 104 Health Services Center, 421 S. Campus Avenue, Oxford, Ohio, 45056, getsonra@miamioh.edu o llamando al 513-529-1870, y viceversa.

Nota: Si una persona se encuentra en una situación de violencia doméstica/en citas o ante un acosador, es importante ser precavidos en el momento de acceder a cualquier tipo de apoyo. En algunas circunstancias, los acosadores y/o abusadores podrían acceder a los archivos telefónicos o informáticos. Cuando sea posible, se aconseja a las personas que se encuentren en estas situaciones que utilicen computadoras o teléfonos públicos para buscar información. También es bueno proteger su información cambiando con frecuencia las contraseñas a otras aleatorias, imprevisibles. También podría ser de utilidad pensar en pasos a tomar para mantener la información protegida de otras personas (p. ej. guardar las cosas en casa de un amigo o recibir el correo en una dirección diferente).

B. Amnistía limitada

Si bien la Universidad no consiente el consumo de alcohol por parte de menores de edad o que se infrinjan otras políticas de la Universidad, considera de vital importancia que se denuncien los casos de conducta sexual indebida, violencia doméstica, violencia en citas o acoso. Para fomentar la denuncia y el procesamiento judicial de conducta sexual indebida, violencia doméstica, violencia en citas o acoso, Miami University ofrece amnistía limitada a los estudiantes que hayan sido víctimas/sobrevivientes de un delito en virtud del Título IX. La Universidad generalmente no buscará responsabilizar al estudiante por infringir la ley (p. ej. por beber siendo menor de edad) ni el Código de Conducta Estudiantil durante el período inmediatamente anterior o posterior a la conducta sexual indebida, violencia doméstica, violencia en citas o acoso.

C. Denuncias a la Policía

En el caso de un delito en virtud del Título IX ocurrido dentro del campus, póngase en contacto con el Departamento de Policía de Miami University directamente llamando al 911 (o 9-911 desde un teléfono del campus) o al 513-529-2222 (si no se trata de una emergencia) para presentar una denuncia ante la policía. Los oficiales del Departamento de Policía de Miami University responderán rápidamente, con sensibilidad y compasión (ver Promesas a las víctimas de delitos en http://miamioh.edu/police/services/victimservices/index.html).

Para denunciar un delito ocurrido fuera del campus, póngase en contacto con la policía local en el área donde ocurrió el delito o llame al 911 (emergencia). A solicitud, la Policía de Miami University ayudará a las víctimas/sobrevivientes a obtener órdenes de protección o de restricción.

A solicitud, la Policía de Miami University, la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles o la Coordinadora Adjunta ayudarán a los estudiantes a notificar a la Policía de Oxford u otro departamento de policía que corresponda sobre un delito fuera del campus.

En general, las conductas sexuales no consentidas pueden constituir un delito. Si bien Miami University publicó una definición de consentimiento para el Código de Conducta Estudiantil (ver Sección II más arriba), la ley de Ohio no define el consentimiento, sino que Ohio indica los siguientes casos como no consentimiento*:

  • Si el agresor obstaculiza sustancialmente el juicio o control de la víctima administrando cualquier fármaco, sustancia tóxica o controlada a la otra persona disimuladamente o a la fuerza, bajo amenaza de fuerza o engaño.
  • La capacidad de la víctima para juzgar la naturaleza de su propia conducta o tener el control se ve seriamente afectada.
  • La víctima es obligada.
  • El perpetrador usa la fuerza o amenaza con hacerlo.
  • La víctima no está al tanto de que se está llevando a cabo el acto (p. ej., estando inconsciente).
  • La capacidad de la víctima para prestar su consentimiento se ve sustancialmente afectada debido a una afección mental o física o debido a su edad avanzada.

* Esta no es una lista exhaustiva y no pretende brindar asesoramiento jurídico. Las personas deberán consultar con las autoridades de cumplimiento de la ley y fiscales para obtener asesoramiento.

Los delitos en virtud del Título IX denunciados ante la Policía de Miami University se informan a Rebecca Getson, la Coordinadora Adjunta del Título IX, y los delitos denunciados ante la Sra. Getson se denunciarán ante la Policía de Miami University si el presunto delito hubiera ocurrido en el campus, y ante la unidad de cumplimiento de la ley correspondiente si hubiera ocurrido fuera del campus. La Policía de Miami University, la Coordinadora Adjunta y el Departamento de Policía de Oxford comparten información sobre delitos sexuales según sea necesario de conformidad con un Convenio de información compartida que puede encontrarse enhttp://miamioh.edu/_files/documents/police/Mutual_Aid_OPD_MUPD_Info_Sharing_508.pdf  (102 KB).

Tenga en cuenta que un retraso en la denuncia ante la policía podría debilitar o resultar en la pérdida de las pruebas utilizadas para determinar si una persona es responsable de un delito. Las personas pueden contar con hasta 20 años para presentar una denuncia por agresión sexual ante la policía.

D. Denuncia ante la Coordinadora Adjunta

Las víctimas/sobrevivientes y demás personas pueden optar por denunciar el delito directamente a la Sra. Rebecca Getson, la Coordinadora Adjunta, en 104 Health Services Center, 421 S. Campus Avenue, Oxford, Ohio 45056, 513-529-1870 o por correo electrónico a getsonra@miamioh.edu. Si se lo solicitan, la Coordinadora Adjunta hará lo siguiente:

  • Ayudar al estudiante a atender de inmediato cualquier necesidad médica. La Coordinadora Adjunta puede hacer los arreglos necesarios para que un miembro profesional del personal acompañe al estudiante al hospital si así lo solicitara el estudiante.
  • Ayudar al estudiante a comunicarse con una persona de apoyo como un amigo o uno de sus padres, si lo deseara.
  • Ayudar al estudiante a obtener de la Universidad una orden de no entrar en contacto, una orden de restricción emitida por un tribunal u otro tipo de orden de protección legal.
  • Proporcionar información sobre recursos médicos y psicológicos disponibles.
  • Proporcionar un espacio seguro temporal dentro de las residencias de la Universidad (disponible para estudiantes de Oxford).
  • Cambiar las asignaciones de residencia de modo que las partes no compartan residencia (disponible para estudiantes que residan en Oxford).
  • Cambiar las asignaciones de clases para que las partes no compartan las mismas clases (disponible para el personal de instrucción y los estudiantes).
  • Brindar servicios de apoyo académico, incluidas tutorías.
  • Cambiar las condiciones de trabajo.
  • Ofrecer opciones de transporte/estacionamiento.
  • Ayudar al estudiante a presentar una queja ante la Policía de Miami University si el incidente es en el campus y la Policía de Oxford u otros departamentos de policía adecuados si el incidente ocurriera fuera del campus. La Coordinadora Adjunta está obligada por ley a notificar a las autoridades de cumplimento de la ley que corresponda todo caso de agresión sexual, violencia doméstica, violencia en citas y acoso que se denuncien ante ella.
  • Informar al estudiante de su derecho a proceder con una queja disciplinaria contra un estudiante acusado ante la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles. Si el acusado no fuera un estudiante (p. ej. un empleado de la Universidad, un proveedor, un contratista o un subcontratista), la Coordinadora Adjunta informará al estudiante sobre el derecho a proceder con una queja empleando el proceso adecuado de la Universidad. Los procesos disciplinarios de la Universidad abordan una gama mucho más amplia de delitos que la ley penal.
  • Informar al estudiante sobre la opción de que el problema sea investigado por la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades y de obtener actualizaciones periódicas sobre el estado de cualquier investigación.
  • Si el acusado fuera un estudiante de otra institución o universidad, la Coordinadora Adjunta ayudará al estudiante a denunciar la conducta ante la institución adonde concurra el acusado.

Los denunciantes (y la víctima/sobreviviente, si difiriera del denunciante) pueden solicitar confidencialidad. La Universidad toma estas solicitudes con seriedad; no obstante, estas solicitudes pueden limitar seriamente la capacidad de la Universidad para investigar y actuar razonablemente en respuesta a una denuncia. En tales casos, la Coordinadora Adjunta, en consulta con la Coordinadora del Título IX, evaluarán la solicitud de confidencialidad en el contexto del compromiso de la Universidad de proporcionar un ambiente razonablemente seguro y libre de discriminación.

A fin de evaluar una solicitud de confidencialidad, la Coordinadora Adjunta, en consulta con la Coordinadora del Título IX de la Universidad, la Sra. Kenya Ash, la Directora de la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades, Hanna House, 513-529-7157 o ashkd@miamioh.edu, podrá realizar una revisión preliminar sobre la supuesta infracción (Ver Sección VIII. Investigación de la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades).

Si el denunciante (o la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante) insiste en que se proteja su privacidad y que no se divulguen al acusado su nombre u otra información que lo identifique, la Coordinadora Adjunta informará a la persona denunciante y/o víctima/sobreviviente de la capacidad limitada de la Universidad para responder a la denuncia. Una persona acusada tiene derecho a saber el nombre del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante) y la información sobre la naturaleza de las acusaciones a fin de defenderse contra la denuncia; por consiguiente, es posible que la Universidad no pueda hacer las dos cosas, investigar una denuncia y mantener la confidencialidad del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante). La Universidad podrá tomar otras medidas para limitar los efectos del supuesto acoso o discriminación y evitar que vuelva a ocurrir.

Regresar arriba


VII. Presentación de una queja disciplinaria ante la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos

Si el acusado fuera un estudiante de Miami, una persona puede presentar una queja disciplinaria ante la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles (OESCR, por sus siglas en inglés) en 11 Warfield Hall, Miami University, Oxford, Ohio 45056 o al 513-529-1417. Las investigaciones o procesamientos penales no determinan que haya ocurrido o no una infracción del Código de Conducta Estudiantil. Las medidas disciplinarias en general no pueden comenzar sin divulgar la identidad de la víctima/sobreviviente. La Universidad se reserva el derecho de proceder con medidas disciplinarias si creyera que existe información suficiente para ello sin la participación de la víctima/sobreviviente.

Los estudiantes pueden presentar una queja disciplinaria ante la OESCR sin presentar cargos penales ni con una investigación en virtud del Título IX por parte de la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades. El propósito de estos procedimientos disciplinarios es ofrecer una investigación y resolución oportuna, justa e imparcial de las quejas. Las quejas disciplinarias se pueden presentar ante la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos de Estudiantes en cualquier momento cuando el acusado sea un estudiante de Miami University.

Suspensiones inmediatas - Un estudiante acusado puede ser suspendido inmediatamente del campus en espera de la resolución final de los procedimientos disciplinarios. Las audiencias de suspensión inmediata suelen tener lugar dentro de las primeras 48 horas posteriores a la presentación de una queja disciplinaria. Las suspensiones inmediatas podrían prohibir al estudiante su presencia en todas las instalaciones y actividades de la universidad, o parte de ellas, o permitirle permanecer solo bajo condiciones específicas (p. ej. órdenes de no hacer contacto). Consulte los detalles completos de las Suspensiones inmediatas sin previo aviso ni audiencia y las Suspensiones inmediatas con aviso y audiencia en el Código de Conducta del Alumno.

Audiencias disciplinarias - Las audiencias disciplinarias por delitos en virtud del Título IX tendrán lugar ante un panel de audiencia administrativa capacitado (dos miembros del cuerpo docente y un miembro del personal). El propósito de las audiencias es ofrecer una investigación y resolución oportuna, justa e imparcial de la queja. Las audiencias son llevadas a cabo por personas que reciben capacitación anual sobre asuntos relacionados con delitos en virtud del Título IX y sobre cómo llevar adelante un proceso de audiencia que proteja la seguridad de los estudiantes y promueva la responsabilidad.

Tanto el demandante como el acusado tienen derecho a las mismas oportunidades de presentar una declaración por escrito, presentar información y presentar testigos relevantes. Tanto el demandante como el acusado tienen derecho a acceder a la información que se usará en la audiencia, a presentar testigos relevantes y demás información y a contar con la presencia de terceros, incluido un asesor de su elección, durante la audiencia, y para apelar. Los registros médicos/de orientación confidenciales e información sobre los antecedentes sexuales de la víctima/sobreviviente con otras personas no se proporcionarán al acusado y no son admisibles en ningún procedimiento disciplinario sin el consentimiento por escrito de la víctima/sobreviviente. El interrogatorio a la víctima/sobreviviente lo realizará el panel de la audiencia administrativa.

La Universidad dará lugar a las preocupaciones sobre seguridad personal, bienestar y/o preocupaciones respecto a una confrontación entre el demandante (y la víctima/sobreviviente si difiriera del demandante), el o los estudiantes acusados y los demás testigos ofreciendo instalaciones separadas, usando una pantalla visual o permitiendo la participación por video llamada, circuito cerrado de televisión, videoconferencia, declaración escrita u otros medios.

Estándar de revisión - El estándar de revisión empleado para determinar la responsabilidad en el campus es un estándar de “preponderancia”. Esta determinación se basa en el mayor peso de la información y no requiere de un estándar más allá de una duda razonable. Las políticas, procedimientos y sanciones detallados en el Código de Conducta Estudiantil se aplican a todas las infracciones de dicho Código. El Código de Conducta Estudiantil puede encontrarse en el Manual del estudiante, en el sitio web de la Universidad http://miamioh.edu/student-life/oescr/code-of-conduct/index.html.

Sanciones disciplinarias - Las sanciones contra un estudiante que ha infringido la sección Violencia interpersonal del Código de Conducta Estudiantil incluye la suspensión y la expulsión, y varía según la gravedad de la infracción y los antecedentes de conducta del acusado. La sanción recomendada ante delitos en virtud del Título IX suele ser la expulsión. Otras opciones incluyen la suspensión, la expulsión del alojamiento en el campus, una intervención educativa, órdenes de no hacer contacto y restricciones en la participación en actividades atléticas o actividades extracurriculares interinstitucionales. Tanto el demandante como el acusado serán informados simultáneamente y por escrito del resultado de cada etapa de los procedimientos disciplinarios y de su derecho a apelar.

Proceso de apelación - Tanto el demandante como el acusado tienen derecho a apelar sobre la base de un supuesto error de procedimiento, nueva información y/o una sanción inadecuada utilizando el proceso de apelación dispuesto en el Código de Conducta Estudiantil.

Intereses del acusado - Debe reconocerse que la persona acusada en una investigación de la Universidad tiene derechos legales y de otro tipo y que las quejas en las cuales cada una de las partes sean miembros de la comunidad del campus son las más complejas desde los puntos de vista ético y legal. No debe efectuarse una presunción de responsabilidad como resultado de ninguna acusación. En caso de que un estudiante sea acusado de un delito en virtud del Título IX y se presente una queja disciplinaria, se instará al acusado a obtener asesoramiento de un miembro de la comunidad de la Universidad y tendrá derecho a la misma información que el demandante. Hay orientación y/o apoyo a disposición del acusado a través del Servicio de Orientación para Estudiantes de la Universidad. Un estudiante acusado tiene derecho a saber el nombre del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante) y la información sobre la naturaleza de las acusaciones a fin de responder a la queja; por consiguiente es posible que la Universidad no pueda procurar una sanción disciplinaria y mantener la confidencialidad del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante). La Universidad podrá tomar otras medidas para limitar los efectos del supuesto acoso o discriminación y evitar que vuelva a ocurrir.

Plazos - La Universidad está comprometida a abordar todas las quejas de mala conducta sexual y/o abuso o daño físico o mental de manera oportuna y equitativa. Al recibir una queja, la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos Estudiantiles generalmente realiza su revisión inicial y su evaluación dentro de un plazo de una semana. La Universidad hará todos los esfuerzos posibles por resolver todas las quejas en un plazo de 60 días calendario. Estos plazos se podrán extender según la complejidad, gravedad y alcance de la mala conducta o por un buen motivo. Los plazos también se podrán ver afectados por el período de vacaciones de invierno o primavera y los trimestres de verano o invierno. Estos plazos no incluyen las apelaciones.

Expectativas para demandantes y acusados

Consulte los detalles completos sobre el proceso de la Oficina de Ética y Resolución de Conflictos de Estudiantes en el Código de Conducta Estudiantil.

Regresar arriba


VIII. Investigación de la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades

En caso de que el estudiante opte por no presentar una queja disciplinaria o prefiera que el asunto sea investigado por la Universidad a través de la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades (OEEO, por sus siglas en inglés), la Coordinadora Adjunta procurará obtener el consentimiento de la víctima/sobreviviente para investigar la denuncia. Si el estudiante consintiera a la investigación, la OEEO investigará según lo dispuesto en la Política de prohibición de acoso y discriminación de Miami University (http://www.units.muohio.edu/oeeo/employment-recruitment/resources-search-committees/policy-prohibiting-harassment-and-discrimination).

No se iniciará una investigación sin el consentimiento del estudiante salvo que la Coordinadora Adjunta, en consulta con la Coordinadora del Título IX, determine que las circunstancias ameritan una investigación. La solicitud de confidencialidad se evaluará en el contexto de la obligación de la Universidad de brindar un entorno seguro y sin discriminación a todos los estudiantes.

Para evaluar las solicitudes de confidencialidad, la Coordinadora Adjunta y la Coordinadora del Título IX pueden llevar a cabo una revisión preliminar del presunto delito y sopesar la solicitud teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Gravedad del presunto delito (incluido si el delito incluyó el uso de un arma, otra actividad ilegal, droga o sustancia tóxica ilegal, varias personas acusadas, etc.),
  • Si hubo o no otras quejas/denuncias relacionadas con la presunta persona acusada (p. ej. antecedentes de arresto, un antecedente de mala conducta en Miami University u otras instituciones).
  • El derecho de la persona acusada a tener acceso a la queja/denuncia, incluida la identidad de la persona denunciante y/o víctima/sobreviviente.
  • Aplicabilidad de leyes en cuanto a la divulgación.
  • Disponibilidad de otra información para apoyar el presunto delito,
  • Si las circunstancias sugieren que existe un mayor riesgo de que la persona acusada cometa delitos según el Título IX adicionales (p. ej. un patrón de conducta),
  • Si el supuesto perpetrador amenazó a la víctima/sobreviviente o a otras personas.
  • La seguridad de la persona denunciante y la víctima/sobreviviente.

Si la víctima/sobreviviente insiste en que se proteja su privacidad y que no se divulguen al acusado su nombre u otra información que la identifique, la  Coordinadora Adjunta informará a la víctima/sobreviviente de la capacidad limitada de la Universidad para responder a la denuncia. Un acusado tiene derecho a saber el nombre del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante) y la información sobre la naturaleza de las acusaciones a fin de defenderse contra la denuncia; por consiguiente, es posible que la Universidad no pueda hacer las dos cosas, investigar la denuncia y mantener la confidencialidad del denunciante (y de la víctima/sobreviviente si difiriera del denunciante). 

La Universidad podrá tomar otras medidas para limitar los efectos de la supuesta agresión y evitar que vuelva a ocurrir.

Si la víctima/sobreviviente ha consentido a que se realice una investigación, el investigador de la OEEO se reunirá con el denunciante para hablar sobre la investigación y repasar los detalles del alegato y para explicar los siguientes pasos involucrados en una investigación en virtud del Título IX.

Respuesta inmediata. El investigador de la OEEO, trabajando junto con la Coordinadora Adjunta, podrá iniciar una respuesta inmediata para separar a la persona denunciante (y/o víctima/sobreviviente si difirieran del denunciante) y al acusado y evitar que se encuentren en áreas comunes, residencias, edificios del campus y actividades estudiantiles. La Coordinadora Adjunta expondrá las opciones de cambio de las situaciones académicas, habitacionales, laborales y/o de transporte si dichos cambios fueran solicitados por el acusador o acusado y estuvieran razonablemente disponibles. La Coordinadora Adjunta aplicará su propio criterio en cuanto a la remoción de una de las partes de una situación habitacional hostil.

A. Investigación

El investigador revisará la denuncia. Si la denuncia alegara una posible conducta delictiva y no se hubiera notificado a la policía, el investigador notificará a la Policía de la Universidad y a la Coordinadora Adjunta, Rebecca Getson.

El investigador contactará a todas las partes y testigos para establecer horarios y lugares para las entrevistas. El contacto entre las partes se limitará a lo estrictamente necesario. Durante esta etapa de investigación, tanto el denunciante (y/o víctima/sobreviviente si difirieran del denunciante) como el acusado tienen derecho a estar acompañados de un asesor, incluyendo a un abogado o defensor.

La investigación de la OEEO está diseñada para ofrecer una investigación oportuna, justa e imparcial de la denuncia. La investigación es llevada a cabo por personas que reciben capacitación anual sobre asuntos relacionados con delitos en virtud del Título IX y sobre cómo llevar adelante una investigación que proteja la seguridad de los estudiantes y promueva la responsabilidad.

Tanto el denunciante (y la víctima/sobreviviente, si difiriera del denunciante) como el acusado tienen derecho a las mismas oportunidades de presentar una declaración por escrito, presentar información y presentar testigos relevantes. Los registros médicos/de orientación confidenciales e información sobre los antecedentes sexuales de la víctima/sobreviviente con otras personas no se proporcionarán al acusado sin el consentimiento escrito de la víctima/sobreviviente.

El propósito de la investigación es determinar si hay causa razonable para suponer que ocurrió un delito en virtud del Título IX y qué respuestas deben darse. El estándar de revisión empleado para determinar la responsabilidad en el campus es un estándar de “preponderancia”. Esta determinación se basa en el mayor peso de la información y no requiere de un estándar más allá de una duda razonable. Al final de la investigación, el investigador elaborará un informe escrito de las conclusiones de la investigación.

Durante cualquier etapa de la investigación, si el investigador sospechara, razonablemente, que el acusado representa una amenaza inminente de daño o trastornos en la comunidad del campus, lo notificará a la Policía de Miami University, a la Coordinadora Adjunta y al Decano de Estudiantes, quienes podrán iniciar el proceso de suspensión inmediata amparados en el Código de Conducta Estudiantil a fin de retirar inmediatamente al acusado del campus y/o imponer otras restricciones.

B. Medidas correctivas

Si la investigación concluye, mediante el estándar de preponderancia, que ocurrió un delito en virtud del Título IX, la Universidad tomará medidas inmediatas para eliminar cualquier ambiente hostil que se hubiera generado, evitar que ocurran más delitos en virtud del Título IX y prevenir las represalias. También pueden ofrecerse medidas correctivas adicionales incluidas orientación, órdenes de no hacer contacto y/o educación y capacitación que fueran necesarias. Luego de la investigación en virtud de la Política de prohibición de acoso y discriminación de Miami University, podrán iniciarse medidas disciplinarias contra el acusado, ya sea por parte de la víctima/sobreviviente o de la Oficina de Equidad e Igualdad de Oportunidades.

Regresar arriba


IX. Represalias

Cualquier medida de represalia o conducta adoptada por cualquier persona contra una persona que haya buscado ayuda según este Protocolo queda estrictamente prohibida y será interpretada como una infracción clara de la Política de prohibición de acoso y discriminación de la Universidad y/o una infracción del Código de Conducta Estudiantil si la persona involucrada en las medidas de represalias fuera un estudiante.

Regresar arriba


X. Opciones legales

Además de las medidas disciplinarias de la Universidad, una persona que cometa un delito en virtud del Título IX podría estar sujeta a acciones penales y/o juicios civiles. Debe elaborarse un informe policial para que la acción penal pueda ser tenida en cuenta por el fiscal local. Las probabilidades de una acción penal exitosa son mayores si la denuncia se realiza en tiempo y forma y cuenta con el respaldo de la recolección de pruebas médicas y/o legales.

La Sociedad de Ayuda Legal del Suroeste de Ohio (Legal Aid Society of Southwest Ohio), 513-241-9400 o 1-800-582-2682 (número de llamada gratuita), ofrece servicios legales a quienes luchan por recuperarse de episodios de violencia doméstica, agresión sexual y acoso.

También se pueden presentar quejas ante la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los Estados Unidos o consultando a un abogado, a costo de la propia persona. Vea http://www2.ed.gov/about/offices/list/ocr/docs/howto.html.

Regresar arriba


XI. Educación y prevención

La División de Asuntos Estudiantilescrea, respalda y evalúa programas de educación y apoyo que apuntan a la erradicación de los delitos en virtud del Título IX  que afectan a los miembros de la comunidad estudiantil de Miami University. Para respaldar estos programas, la Coordinadora Adjunta coordinará programas de educación, concientización y prevención de delitos en virtud del Título IX. A través de este compromiso, la División de Asuntos Estudiantiles educará a los estudiantes con respecto a lo siguiente:

  • Protocolo de delitos en virtud del Título IX y compromiso de la Universidad para exigir su cumplimiento.
  • Medidas para minimizar el riesgo de agresión sexual, mala conducta sexual, violencia doméstica, violencia en citas y acoso.
  • Proceso y responsabilidad de denunciar los delitos en virtud del Título IX.
  • Conciencia y recursos para estudiantes que fueron víctimas o son sobrevivientes de delitos en virtud del Título IX y para los acusados de delitos en virtud del Título IX.
  • Cómo ser una persona con conocimiento y que sirve de apoyo, incluyendo educación de intervención para testigos.
  • Programas continuos de promoción del bienestar que aborden temas que incluyan, entre otros, salud y bienestar sexual y educación sobre drogas y alcohol.

Miami University requiere que todos los nuevos estudiantes que ingresen completen un programa de educación en línea, Haven-Understanding Sexual Assault (Refugio - Comprender la agresión sexual), a través de la empresa tecnológica educativa Everfi. Haven adopta un abordaje a nivel de la población para educar a todos los estudiantes sobre los asuntos vinculados con la agresión sexual y la violencia en las relaciones, tomando en cuenta sus perspectivas y experiencias únicas y proporcionando:

  • Definiciones clave y estadísticas.
  • Contenido para reflexionar y personalizado.
  • Destrezas y estrategias para generar confianza en los testigos.
  • Políticas, procedimientos y recursos específicos del campus.
  • Resúmenes con datos abundantes para tomar decisiones sobre futuros programas.

La Policía de Miami University fomenta un entorno seguro en el campus haciendo lo siguiente:

  • Proporcionando patrullas de seguridad como parte de las responsabilidades habituales de la policía de la Universidad y de los encargados de seguridad regional del campus.
  • Incluyendo información sobre el Protocolo del Título IX en su sitio web y entregándola directamente a las víctimas/sobrevivientes que opten por presentar una denuncia policial.
  • Manteniendo e informando en forma precisa las estadísticas de delitos en virtud del Título IX según lo requerido por la Ley Jeanne Clery de Seguridad en el Campus.
  • Trabajando con la gerencia de las instalaciones para proporcionar una iluminación adecuada en el campus.
  • Trabajando con Telecomunicaciones para proporcionar suficientes teléfonos de emergencia en el campus.

Entre otros recursos de información se incluyen los siguientes:

Regresar arriba


Anexo A - Definiciones de delitos en virtud del Título IX

Delitos de carácter sexual

Cualquier acto sexual dirigido a otra persona sin el consentimiento de la víctima, incluyendo casos en los que la víctima sea incapaz de dar su consentimiento.

  • Violación: penetración, sin importar cuán leve, de la vagina o el ano con cualquier parte del cuerpo u objeto, o penetración oral por parte del órgano sexual de otra persona, sin el consentimiento de la víctima.
  • Manoseo: toqueteo de las partes privadas del cuerpo de otra persona con fines de gratificación sexual sin el consentimiento de la víctima, incluyendo instancias en las que la víctima sea incapaz de dar su consentimiento debido a su edad o a su incapacidad mental temporal o permanente.
  • Incesto: relación sexual no forzosa entre personas emparentadas entre sí a un grado tal que el matrimonio entre ellas está prohibido por ley.
  • Estupro: relación sexual no forzosa con una persona que no tenga aún la edad legal para dar consentimiento.

Violencia doméstica

Un delito grave o menor de violencia cometido por:

  • Un cónyuge o ex cónyuge o pareja íntima de la víctima.
  • Una persona con quien la víctima tenga un hijo.
  • Una persona con quien la víctima cohabite o haya cohabitado como cónyuge o pareja íntima.
  • Una persona en situación similar a la de cónyuge de la víctima en virtud de las leyes de violencia doméstica o familiar de la jurisdicción en la cual haya ocurrido el delito de violencia.
  • Cualquier otra persona contra una víctima adulta o menor protegida de los actos de dicha persona en virtud de las leyes de violencia doméstica o familiar de la jurisdicción en la cual haya ocurrido el delito de violencia.

Violencia en citas

Violencia cometida por una persona que esté o haya estado en una relación social de naturaleza romántica o íntima con la víctima.

  • La existencia de una relación tal debe determinarse sobre la base de la declaración de la parte denunciante y teniendo en cuenta la duración de la relación, el tipo de relación y la frecuencia de interacción entre las personas involucradas en la relación.

A efectos de esta definición:

  • La violencia en citas incluye, entre otras cosas, abuso sexual o físico o amenaza de tal abuso.
  • La violencia en citas no incluye actos abarcados bajo la definición de violencia doméstica.

Acoso

Participar en una línea de conducta dirigida a una persona específica que provocaría que una persona razonable:

  • Temiera por su seguridad o la seguridad de otras personas o
  • Sufriera una angustia emocional importante.

A efectos de esta definición:

  • Línea de conducta significa dos o más actos, incluyendo entre otros, actos en los que el acosador, directa o indirectamente o a través de terceros, mediante cualquier acción, método, dispositivo o medio sigue, controla, observa, vigila, amenaza o se comunica con una persona o acerca de ella, o interfiere con los bienes de una persona.
  • Angustia emocional importante significa un sufrimiento mental o angustia importantes que pudieran, aunque no necesariamente, requerir de un tratamiento o de la orientación de un médico u otro profesional.
  • “Persona razonable” significa una persona razonable bajo circunstancias similares y con identidades similares a las de la víctima.

Regresar arriba


Anexo B - Delitos penales de Ohio

Delitos de carácter sexual

Código Revisado de Ohio 2907.02 – Violación
Código Revisado de Ohio 2907.03 – Agresión sexual
Código Revisado de Ohio 2907.05 – Abuso sexual flagrante

Delitos de naturaleza sexual no forzados

Código Revisado de Ohio 2907.03 – Agresión sexual
Código Revisado de Ohio 2907.04 – Conducta sexual ilícita con un menor

Violencia doméstica

Código Revisado de Ohio 2919.25 – Violencia doméstica

Violencia en citas

Código Revisado de Ohio 2903.11 – Agresión con lesiones
Código Revisado de Ohio 2903.12 – Agresión agravada
Código Revisado de Ohio 2903.13 – Agresión
Código Revisado de Ohio 2903.14 – Agresión con negligencia
Código Revisado de Ohio 2905.01 – Secuestro
Código Revisado de Ohio 2905.02 – Rapto
Código Revisado de Ohio 2905.03 – Retención ilegal
Código Revisado de Ohio 2917.11 – Conducta desordenada

Acoso

Código Revisado de Ohio 2903.21 – Amenaza agravada
Código Revisado de Ohio 2903.211 – Amenaza mediante acoso
Código Revisado de Ohio 2903.22 – Amenaza
Código Revisado de Ohio 2917.21 – Acoso a través de telecomunicaciones

Regresar arriba